PHOTOALICANTE / CREA CUIDA Y COOPERA

El arte, la acción cultural y la acción educativa son guías para la transformación social, activan nuevas sensibilidades, animan al pensamiento crítico y nos empujan hacia procesos de transformación.

Estos espacios, a su vez, estimulan la imaginación frente a la inacción de ciertas problemáticas que, en la actualidad, se van sorteando las unas con las otras bajo el título de “la emergencia”, ya sea social, económica, ecológica o sanitaria. 

A partir de estas realidades, creamos Photoalicante Crea Cuida y Coopera, un nuevo espacio de mediación y educación a través de la experiencia artística que contribuye a dar nuevas respuestas o formas de convivencia a estas nuevas normalidades.

 Si creemos en la cultura como creadora de identidad, generadora de inclusión social, catalizadora de diversidad, promotora de participación y propiciadora de redes sociales es esencial centrar en la estrategia integral un desarrollo local. Si la cultura es un eje transversal del desarrollo local, el Barrio es fundamental en el desarrollo cultural de su territorio. Es trascendental la necesidad de implementar políticas culturales para promover el desarrollo de cada territorio.

Por ello, desde el marco de la creación contemporánea, la propuesta plantea trabajar sobre estas problemáticas a través de un espacio de participación ciudadana, inscrito a los barrios vecinos del Centro Cultural Las Cigarreras y proponiendo a éste como lugar de encuentro y acción de la propuesta. 

LA ACCIÓN DEL DÍA

La acción del día es la primera propuesta dentro del proyecto Crea, Cuida y Coopera y propone pararnos a pensar sobre la cotidianeidad (lo normal, lo común, lo doméstico, lo del día a día) a través de una mirada abierta y positivista. Un ejercicio generoso que permita repensar muchas de las prácticas que se dan de forma automática. Escenas en las que muchas veces no somos seres conscientes, sino que actuamos por la inercia y fuerza del sistema.

Esta relectura en la voluntad “del hacer” seguro que plantea oportunidades nuevas donde estrechar las fracturas que alejan muchas veces a las sociedades de la naturaleza y de sus cuerpos. 

El desarrollo del proyecto se llevará a cabo a través de la realización de 3 talleres impartidos por 4 artistas, dos de manera individual, impartidos por Pablo Bellot y Alberto Feijoó respectivamente y otros uno, de forma colectiva, impartidos por Carlos Aguilera y Joaquín Lucas.

TALLER # 1
ALBERTO FEIJOÓ
No hacer nada

Nada es un taller sobre la inactividad y el vacío. Este taller/encuentro dirigido a jóvenes pretende ser un espacio de reflexión y también de creación experimental sin restricciones ni reglas. En él se trabajará la idea de la “nada” entendida como un “conjunto vacío” a explorar.

Este taller esta planteado como un paréntesis en mitad de un día cualquiera, donde se invita a parar por un momento y a cuestionarse ciertas dinámicas a las que nos vemos abocados por el simple hecho de formar parte de un sistema capitalista.

En Nada caminaremos por los límites de la consciencia pudiendo elaborar una respuesta creativa en torno a la problemática que supone para el individuo social detenerse durante un tiempo.

¿Puede la inactividad ser productiva?

TALLER # 2
Carlos Aguilera y Joaquín Lucas
Pasear al perro

Pasear al perro es un taller que tiene como objetivo la construcción de un artefacto de manera grupal. En él, los participantes nos dejaremos llevar por la información a nuestro alrededor como quien pasea un perro. Los “tira y afloja”, los desvíos y los acelerones serán las herramientas con las que daremos forma a nuestro dispositivo. 

El título del taller, hace referencia precisamente a esta forma de movimiento a la merced. A una forma de crear en la que el individuo se sitúa atrás y se deja arrastrar por una fuerza que lo antecede, que se mueve delante de él.

TALLER # 3
Pablo Bellot
Tirar la basura

Tirar la basura forma parte del día a día, es una necesidad básica que realizamos continuamente como acción cotidiana. Este taller busca todo aquello que también tendríamos que tirar, desprendernos o expulsar de una manera sencilla, pero sin embargo acumulamos durante años, o incluso durante toda la vida.   

El individuo como cuerpo contenedor de multitud de basura que tendría que expulsar, tirar o desechar de una manera espontánea sin darnos cuenta. El taller investiga y desarrolla la acción de tirar la basura como medio creativo, gracias al gesto, a la acción como acto y a las infinitas posibilidades que ofrece el arte.  

Tirar la basura como acción de desahogo, como experiencia vital. Desprendiéndose, tirando, expulsando lo que necesitamos trasmitir. 

Un proyecto de:

 

Participan del Proyecto: